Viendo el mundo con un poco de locura




La llama del cambio

Categoría : Deportes Ago 8, 2016

llama-olimpica

Estamos en época de Juegos Olímpicos. Uno de los eventos más importantes a nivel internacional. Los Juegos Olímpicos son la máxima expresión del deporte, porque no son únicamente competencias a un altísimo nivel; sino que son 16 días de batallas épicas que a cada paso y en cada punto nos dejan una enseñanza de vida.

Cada edición de los Juegos Olímpicos por excelencia tiene un estandarte. Desde el 2012 se nos inspiró a una generación. Ahora en 2016 se convoca a esa generación a ser la generación que haga un cambio en la salud del planeta. La llama que se encendió en Rio hace dos días fue una llama verde. Una llama que con un gran mensaje invita a cada atleta y cada ser humano a hacer un cambio en beneficio de nuestro planeta.

La iniciativa de estos Juegos Olímpicos al permitir que cada atleta sembrara una semilla para poder hacer posible una reforestación es un mensaje poderoso, no únicamente para los atletas, sino para toda una generación. El bosque de los atletas será un mensaje viviente de la responsabilidad que tenemos de cuidar nuestro hogar.

“Somos la primera generación que siente el impacto del cambio climático y la última generación que puede hacer algo al respecto”

Enseñanzas que trascienden

Pero el mensaje que nos dejan los Juegos Olímpicos no es únicamente ecológico, el mensaje va más allá. En realidad en cada competencia, en cada momento que pasa podemos aprender algo…

Profesionalismo y dedicación: Historias como la de Lilian Castro (El Salvador) quien dio a luz hace tan solo dos meses, pero con esfuerzo y dedicación llegó a Rio no sólo para competir, sino para ser la abanderada de su país. O el ejemplo de Oksana Chusovitina que con 42 años compite en sus séptimos juegos olímpicos.

Sueños cumplidos: Historias como las de Tuvalu, un país con un sólo representante: Etimoni Timuani, quien estará participando en la prueba de los 100 mts. ¡Todo nuestro respeto y apoyo a Tuvalu! O como las de Majlinda Kelmendi quien le dio su primera medalla en la historia a Kosovo ¡y fue de oro!

Trabajo duro: Ejemplos como Rafa Nadal, Michael Phelps, Usain Bolt; personas tocadas por el cielo que nos han deleitado durante años y nos siguen mostrando que aún las leyendas trabajan como nadie.

Esperanza en la humanidad: ¡La delegación de atletas refugiados! El ejemplo vivo del espíritu olímpico. Luchando sin armas y representando sus sueños.

Superación: Yusra Mardini, con solo 18 años y sin un país al cuál representar. Salvó un bote de refugiados, luchó por su sueño y hoy está en Río de Janeiro para competir.

“Había gente que no sabía nadar y no iba a quedarme sentada quejándome de que me iba a ahogar. Si lo iba a hacer, al menos lo haría sintiéndome orgullosa y de mí y de mi hermana”.

Y otras tantas imágenes que resaltan los más altos valores y que quedarán guardadas en nuestra memoria:

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

En cada momento de los Juegos Olímpicos podremos ver destellos de proezas. Por todo esto, los Juegos Olímpicos son el máximo exponente del deporte en su estado más puro. ¡A disfrutar estos 17 días llenos de grandes hazañas, de sueños cumplidos, de esfuerzos, de lágrimas, de victorias y derrotas y de lecciones de vida! ¡A disfrutar y aprender de las maravillas del deporte!

SHARE :

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.