Viendo el mundo con un poco de locura




El adiós del 10 de barrio

Categoría : Deportes Abr 22, 2015

Hoy se despidió uno de los jugadores más emblemáticos para el futbol mexicano. Uno de mis ídolos desde niño. El último gran jugador que ha representado la playera de la selección mexicana.

Hoy se fue Cuauhtémoc Blanco, el único jugador que ha podido ser odiado por muchos y amado por TODOS. Odiado por muchos, incluyéndome a mi, cada que jugaba con el América; pero cuando se ponía la verde ese odio se convertía inmediatamente en amor un incondicional.

¿Cuántas veces no le pintó la cara a tu equipo? ¿Cuántas veces no se burló de tu equipo? ¿Cuántas veces no nos hizo enojar? ¿Cuántas veces no le recordamos a su madre? ¿Cuántas veces no nos hizo llorar de alegría y tocar la gloria?

Cuauhtémoc de barrio
Salió de uno de los barrios más pesados de todo México: Tepito. Salir de este barrio lo hizo irreverente, lo hizo romper reglas y esquemas, lo hizo no respetar jerarquías y lo hizo lo grande que es… ¡Bendito destino!

Cuauhtémoc Verde
Fue el color que mejor le quedó. Mientras a muchos jugadores les pesa “La Verde”, a él siempre le quedó justa, porque su corazón se salía. Cada que vestía la playera de la selección lo hizo con una grandísima dignidad y un corazón que pocos han tenido y en pocos he visto.

Fue de los pocos jugadores que no les tiemblan las piernas para pedir la pelota cuando las “papas queman”. Tanto así que lideró el barco de la selección mexicana cuando el naufragio se veía cerca. Pidiendo balones, aguantando golpes, repartiendo clase y demostrándonos a todos que el corazón sabe jugar.

Cuauhtémoc es de los pocos jugadores que he visto que entre más presión existiera, más golpe recibiera, más burlas tuviera y más cosas en su contra existieran, mejor jugaba. Lo único para lo que servían estas situaciones era para picarle el orgullo. Y ya sabemos cómo es un mexicano cuando le pican el orgullo… Se sobrepone con creces y cuando se sobrepone te lo va a echar en cara.

Cuauhtémoc un ejemplo
Cuauhtémoc Blanco, ha sido un gran ejemplo. Y tal vez en este momento estés pensando: “¿Cuauhtémoc un gran ejemplo? Pero Cuauhtémoc ha tenido muchos pasajes reprochables”. ¡Pues si! Cuauhtémoc ha sido un ejemplo porque nos demostró que los héroes e ídolos no son perfectos, tienen sus errores, pero a pesar de ello su corazón no les cabe en el pecho.

Nos demostró que el carácter y las ganas de triunfar son las que rompen los miedos. Nos demostró que por más grande que sean los problemas y las dificultades “No las vamos a cargar”.

Nos demostró que la grandeza se demuestra cuando a todos les tiemblan las piernas, les da miedo alzar la mano y “pedir la pelota”. Cuauhtémoc nos demostró que la mayor grandeza es la que viene del barrio y del corazón.

Cuauhtémoc Blanco, el eterno ídolo del pueblo. ¡Gracias por todo Cuau!

SHARE :

(1) Comentario

Rolando
3 años ago · Responder

Y entre sus grandezas fue novio de otra grande:Galilea Montijo.
Jabelito, eres buenísimo para expresar tus pensamientos y sentimientos, me gusta lo que has publicado, porque si no mal entiendo, te salió del corazón.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.